::: Header: El Espectador |
×
Hace 15 mins

Los fracasos de la paz

Publicidad

En momentos en los que existe una sensación que los acuerdos de La Habana se descosen en varios de sus apartes, como consuelo de tontos, se puede decir que  esto para nada debe sorprender,  pues en tratándose de acuerdos de paz que buscan dar fin a largos conflictos y guerras civiles, son mas los fracasos que los éxitos. 

Según el centro de monitoreo de conflictos y paz de la Universidad de Upsala, Suecia, una de las mayores autoridades globales en el tema, de los 216 acuerdos firmados entre 1975 y 2011, un tercio colapsó en los primeros 5 años, varios de estos en los primeros meses y  otros posteriormente. Otros centros dedicados a similar monitoreo coinciden en que aproximadamente dos tercios de los acuerdos de paz fracasan en crear  estabilidad y poner fin a  conflictos armados,  ya sea previniendo el retorno a lo que había antes o  evitando  generar conflictos alternos con  diferentes  móviles y actores.

Las causas de los fracasos son múltiples. No se puede soslayar el hecho que la paz divide a los pueblos pues implica concesiones con las que no todos están de acuerdo y que además pueden afectar sectores que harán lo posible por descarrilarlos. Negociar un acuerdo a destiempo o firmarlo por presiones de plazos o  términos de gobiernos que están a punto de salir puede ser nefasto.  

Publicidad

Algunos acuerdos ocultan en su interior,  sin que esta fuera la intención de los negociadores, las cargas de profundidad que eventualmente los destruirán. Acuerdos excesivamente complejos en la fase  de implementación  están prácticamente condenados a hundirse por un mínimo detalle. La idea de la paz es un imaginario que conlleva altas expectativas que rara vez se cumplen. 

Cuando el firmante de un acuerdo de paz es un Estado frágil con instituciones débiles la posibilidad de éxito es mínima. El conflicto en Irlanda del Norte acabó por desgaste de las partes  convencidas  que ya no había nada más que ganar en la guerra y por la  intensa mediación pre y post conflicto de Estados Unidos.

En El Salvador cuyo proceso de paz se presenta como exitoso,  tan es así que hoy su presidente es un antiguo comandante del FMLN,  la pacificación no llegó al país, pues la fragilidad del Estado y aquellas provisiones de los acuerdos que desmantelaron a las  fuerzas de seguridad, abrieron un boquete para la penetración de las maras criminales que desde hace décadas sumen al país en crimen y  violencia.  El fin del Apartheid en Suráfrica es quizás el mas exitoso de los procesos de paz, entre otras porque se   acordó  una política realista  en el tema de las víctimas; ni justicia total , ni olvido total.

Publicidad

Los acuerdos de La Habana transitan por caminos ya recorridos y somos testigos de como sus estructuras de resquebrajan.  Sufren un delicado  equilibrio entre sostenerse y caer o como la torre de Piza, producir un  híbrido.  

Publicidad