::: Header: El Espectador |
×
Hace 14 mins

La identidad del presidente, a prueba

Publicidad

El Trastorno de Identidad Disociativo (TID), también conocido en psicología como síndrome de doble o múltiple personalidad en que, como su nombre lo indica, varias identidades con características diferentes y desconectadas entre sí residen en el mismo ser humano, podría atacar al Gobierno que se posesionó ayer. Paradójicamente, esa enfermedad mental, que conduce a quienes la padecen a ser generosos y comprensivos en un momento, violentos, en otro, y hasta homicidas en ciertas ocasiones, sería la tabla de salvación de la administración Duque si el nuevo presidente tiene el coraje y, desde luego, la capacidad política de eliminar a sus bestias interiores y de reemplazarlas por un único yo: el conciliador que ha pregonado desde la campaña y que ha reiterado, como mandatario electo, al menos de dientes hacia afuera. Sin embargo, los primeros síntomas indican que las contradicciones reales o aparentes son tan extremas que, o hacen parte de una pantomima inicial para, más tarde, atenazar el país y amarrarlo a esa dictadura disfrazada de “Estado de opinión” que sueña el peligroso extremista J. O. Gaviria; o bien, revelan unos brotes de división entre el Ejecutivo y el partido que lo eligió, debido a los líos del líder absoluto de todos ellos, que hoy se exhibe sin pudor como fiera herida y dispuesta a destruir lo que sea antes de caer vencida.

El domingo pasado, 5 de agosto, apenas a dos días de la posesión de Iván Duque, los diarios nacionales y regionales daban cuenta de posiciones oficiales opuestas a pesar de que los involucrados eran uno solo hasta el 17 de junio, fecha en que ganaron las elecciones: por un lado, el del presidente y su vicepresidenta, aunque con las marcas indelebles de su procedencia, y el de Álvaro Uribe y su arrasadora bancada, del otro. El Tiempo: “Creo firmemente en que tenemos que… construir sobre las cosas que nos unen y no quedarnos en el torbellino de lo que nos divide… es el momento de actuar juntos…” (Iván Duque). El Espectador: “Una cosa es el Centro Democrático y otra, el Gobierno… Es distinto el presidente Duque. Las iniciativas de varios miembros de su partido siempre las tomaremos en cuenta con el mayor interés, pero las decisiones del Gobierno son del Gobierno… Por encima de todo, somos respetuosos de la institucionalidad… debemos respetar la justicia…” (Marta Lucía Ramírez). Diarios nacionales y regionales de ese mismo día dominical: “Comunicado en apoyo al expresidente Álvaro Uribe Vélez”. “Ante los hechos respecto al llamado a indagatoria (a Uribe)… por TRES MAGISTRADOS (mayúsculas originales) de la Corte Suprema de Justicia… hacemos la siguiente declaración a la opinión pública: se está engañando la independencia de algunos magistrados de la Corte… algunos (de ellos) no respetan la imparcialidad… reconocemos en él (senador Uribe) a la persona que liberó a Colombia… en estos momentos tan cruciales y difíciles, estamos con él, lo apoyamos en su defensa ante la investigación que le abrieron TRES MAGISTRADOS (mayúsculas originales)… sin pruebas claras y violando el debido proceso”.

El comunicado de página entera, con una deficiente redacción y firmado por más de mil personas -como para meter susto -, entre quienes estaba la bancada entera del uribismo y algunos con pasados sospechosos, añade la estocada amenazante con intención de intimidar a la Corte Suprema. No, perdón, a los TRES MAGISTRADOS que cometieron el crimen de investigar al ciudadano Álvaro Uribe Vélez como si fuera un colombiano del montón: “Es hora que (sic) la Corte se reivindique. Que supere el pasado de corrupción y que recupere la dignidad que merece la justicia. Eso solo lo podrá lograr otorgándole las garantías procesales al Dr. Uribe”. El poder Legislativo, con la firma de su presidente actual (Ernesto Macías) quien pertenece a la misma bancada uribista, se ha levantado en contra del poder Judicial para impedir que el jefe del recién posesionado Presidente de la República sea llevado a juicio. ¿Cuál de las personalidades del TID del uribismo adoptará Iván Duque, hoy representante del poder Ejecutivo: la de las bestias que atacan en manada a la democracia o la de su yo respetuoso de la Constitución?

Publicidad