::: Header: El Espectador |
×
Tue, 09/11/2018 - 22:00
PONENCIA OBTUVO 14 VOTOS A FAVOR

Revive en el Congreso la discusión sobre las curules de paz

En noviembre de 2017 se hundió la propuesta que buscaba darles participación a las víctimas en la Cámara de Representantes. Ahora, el senador Roy Barreras vuelve a insistir con un nuevo proyecto.

Publicidad

Al Congreso de la República regresó la discusión sobre las circunscripciones transitorias especiales de paz. La Comisión Primera del Senado aprobó ayer, con 14 votos a favor y uno en contra, el informe de ponencia de un proyecto de ley que busca revivir una de las reformas constitucionales contempladas al amparo del Acuerdo Final de Paz de La Habana, firmado entre el gobierno de Juan Manuel Santos y las hoy desmovilizadas Farc, mediante la cual se busca otorgar 16 curules en la Cámara de Representantes a los voceros de las zonas más golpeadas por el conflicto armado.

La propuesta ya se había discutido en la legislatura pasada, pero se frustró en medio de una ardua discusión sobre si los 50 votos que obtuvo en el debate final, en la plenaria del Senado, cumplían con la obligación de la mitad más uno. Para algunos, se requerían 51 apoyos y para otros sí alcanzaban, pues había que descontar las sillas vacías de los judicializados Musa Besaile, Bernardo Ñoño Elías y Martín Emilio Morales. Hubo recursos jurídicos del anterior gobierno tratando de salvarlas y solicitud de conceptos ante el Consejo de Estado, pero al final no se pudo.

Publicidad

Lea: Yo estuve el día en el que se embolataron las curules de paz.

Recientemente, a raíz de un fallo de la Corte Constitucional del mes pasado, sobre la Ley Estatutaria de la JEP, en la conformación de las mayorías, el senador Roy Barreras, de la U, acudió al presidente del Senado, Ernesto Macías, del Centro Democrático, para que, en concordancia con dicho fallo, aprobara el proyecto de las curules de paz que había quedado hundido el 30 de noviembre de 2017. Sin embargo, Macías negó la promulgación del acto legislativo y, por tal motivo, Barreras presentó de nuevo una iniciativa para revivir las circunscripciones especiales.

También:Curules de paz: regresa el debate al Congreso.

El proyecto está reunido en el acto legislativo 04 de 2018, en el que se conservan esas 16 curules de paz, que representarían a las víctimas del conflicto armado dentro de la Cámara de Representantes. Las listas deberán ser presentadas teniendo en cuenta el principio de equidad y por ningún motivo los actuales partidos políticos con asiento en el Congreso podrán inscribir listas con sus propios candidatos. Los aspirantes a estas curules deberán ser postulados por organizaciones de víctimas, campesinas, sociales o de mujeres, de las que se pueda verificar su personería jurídica al menos desde hace cinco años.

Publicidad

Además de Barreras, el informe de ponencia votado contó con el respaldo de senadores como Roosvelt Rodríguez y Armando Benedetti, también de la U; Gustavo Petro, de Colombia Humana, y Rodrigo Lara y Germán Varón, de Cambio Radical. Superado este paso, el camino queda abierto para que se dé el primer debate sobre las 16 curules de paz y queda también el mensaje de que las mayorías en la Comisión Primera están a favor de cumplir con ese compromiso del Acuerdo de Paz.

“La aprobación significa que las víctimas siguen teniendo amplias mayorías”, aseguró Roy Barreras. Sin embargo, como sucedió en el pasado, el debate con las fuerzas que ya aglutina la coalición de gobierno promete ser intenso. De hecho, el senador José Obdulio Gaviria, del Centro Democrático, único voto en contra en este primer pulso de la ponencia, manifestó que la bancada oficialista —que además del uribismo incluye a los partidos Conservador y parte de la U— tiene listo ya un proyecto con una propuesta sobre las circunscripciones de paz.

Publicidad

La idea, al menos en lo que se conoce, anuncia polémica, pues apuntaría a cambiar el enfoque territorial de dichas curules, dejando de lado a las víctimas, ya que se crearía una “circunscripción nacional especial” para ellas, sin diferenciar lo urbano de lo rural. También buscaría reducir esas curules a ocho, que se dividirían entre Senado y Cámara. “Nunca hemos hablado de representación de víctimas porque en ninguno de los párrafos (del Acuerdo) se alude a la palabra de víctimas”, reconoció Gaviria.

Publicidad