::: Header: El Espectador |
×
Hace 6 mins

Un virus ha matado a más de 600 focas en Estados Unidos

Una mezcla entre gripe y un virus similar al moquillo que ataca a los perros, es la causa de cientos de muertes de focas grises y de puerto. Aunque biólogos y veterinarios están inquietos, esperan que las poblaciones se recuperen en un tiempo.

Publicidad

Un “evento de mortalidad inusual”. Con esas palabras fue calificado el fenómeno que se está presentando en Nueva Inglaterra, al nororiente de Estados Unidos. Desde el sur del estado de Maine hasta el norte del de Massachusetts, equipos de biólogos y veterinarios han encontrado cientos de cadáveres de focas grises y focas de puerto. (Lea Condenadas por su belleza: así es el tráfico de ranas venenosas en Colombia)

Aunque las estimaciones sugieren que pueden ser 600 ejemplares los que han fallecido en las últimas semanas en frente de las costas estadounidenses, es posible, como le dijo a The New York Times Mike Asaro, jefe del área de tortugas y mamíferos marinos de la Administración Nacional Oceánica Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), que esa cifra sea superior a 1.000. “Simplemente no lo sabemos”, aseguró. (Lea Arranca el proyecto más ambicioso para limpiar el "continente de plástico" del Pacífico)

La causa de las muertes parece ser una enfermedad similar al sarampión y la gripe que está afectando a ejemplares de todas las edades. Si bien es cierto que en esta época del año se suelen ver cadáveres, lo usual es que únicamente sean de focas recién nacidas que no sobreviven después del destete.

Publicidad

Las pistas que han recopilado los investigadores parecen indicar que los animales padecen un virus relacionado con el moquillo que suele afectar a los perros y que es una especie de “primo” del sarampión. Phocine distemper virus, es su nombre en inglés. Así, al menos, lo reiteró al diario estadounidense Tracey Goldstein, profesor de la Universidad de California y miembro del grupo de mortalidad inusual de la NOAA.  (Lea Reino Unido acaba de inaugurar el parque eólico más potente del mundo)

Además de las infecciones pulmonares y convulsiones que produce este virus, algunas focas también parecen tener gripe. No es claro aún si están falleciendo por ambas infecciones o si el moquillo está afectando la inmunidad de los animales, haciéndolos más vulnerables a la gripe, trasmitida usualmente por las aves.

Y aunque los investigadores esperan que a largo plazo las poblaciones de focas se recuperen (en anteriores ya se había presentado mortandades por otro tipo de enfermedades), aún resulta extraño que ambas infecciones se presen al mismo tiempo. Por el momento, la recomendación que han hecho a los pobladores es que se mantengan lejos de los cadáveres. También deben evitar el contacto de sus mascotas.

Publicidad