::: Header: El Espectador |
×
Hace 4 mins

Presión ciudadana le gana el pulso al fracking en Boyacá

La compañía Geofizyka Torun S.A., desistió de explorar yacimientos no tradicionales entre Boyacá y Cundinamarca

Publicidad

Ante un derecho de petición interpuesto por la Red de Colectivos Ambientales de Boyacá, se conoció que el Fondo Financiero de Proyectos de Desarrollo (FONADE) aceptó la terminación anticipada del contrato suscrito con la empresa polaca Geofyzica Torum Services Sucursal Colombia para la adquisición de 257 kilómetros para adelantar actividades exploratorios que permitirían identificar el potencial de hidrocarburos convencionales y no convencionales.

De acuerdo a la Red de Colectivos Ambientales de Boyacá, la terminación del contrato “es fruto de la movilización y las diferentes acciones ciudadanas e institucionales promovidas por las diferentes organizaciones, por el Gobernador de Boyacá y otros actores en el departamento y en todo el país, que manifestamos nuestro rechazo categórico a este proyecto”.

En Boyacá se venía advirtiendo sobre una licencia ambiental otorgada por el Ministerio de Ambiente en 2011 para la perforación de dos pozos exploratorios de yacimientos no convencionales en el Bloque Chiquinquirá, ejecutado por la empresa Nexen Petroleum. El exministro de medio ambiente, Luis Gilberto Murillo, indicó en repetidas ocasiones que tal licencia no existía, sin embargo, los colectivos ciudadanos negaban esa declaración.

Publicidad

La noticia llega después de semanas de movilizaciones, declaraciones, proyectos de ley y redes sociales encendidas.

En junio, el pánico ante un posible proyecto de fracking en Boyacá comenzó con mensajes en redes sociales. Unero escribió:  “Mientras hoy mirábamos el mundial, en Boyacá empezaba el fracking en la laguna de la Tota. Gracias”. Los mensajes estaban acompañados de fotografías de grandes equipos de sísmica en veredas del departamento. 

Durante las últimas dos semanas, distintas movilizaciones y encuentros ciudadanos han tenido lugar. El domingo, y con una tela negra cubriendo el río Teatinos, en el Puente de Boyacá, manifestantes convocados por la Alianza Colombia Libre de Fracking rechazaron la implementación del fracking en Colombia.  

El acto simbólico se desarrolló en el marco del foro ‘Territorios frente al fracking en América Latina’ adelantado en Tunja, al que asistieron expertos de varios países. (Fracking podría aumentar los sismos hasta 10 kilómetros del pozo)

Por otro lado, el primero de agosto se radicó ante el Congreso un proyecto de ley para prohibir el fracking, impulsado por la Alianza Colombia Libre de Fracking. El proyecto de 8 puntos busca, entre otras, que Colombia inicie un proceso de transición energética y la adopción de principios de precaución ante proyectos de exploración y explotación. (Acción popular busca frenar el fracking en Colombia)

Publicidad

Como era de esperarse, dio mucho de qué hablar. La semana pasada, en un seminario sobre control fiscal ambiental, el contralor general, Edgardo Maya, dijo que "el país no está suficientemente preparado para mitigar los riesgos y afectaciones de las técnicas de explotación de yacimientos no convencionales de hidrocarburos como el fracking, por lo que considera que el Gobierno Nacional debería establecer una suspensión en su aplicación. El presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), Francisco José Lloreda, luego de que el contralor Edgardo Maya pidió suspender el fracking, dijo a El Tiempo: "Llama la atención que la Contraloría pida suspender algo que no hemos empezado”. 

Publicidad