::: Header: El Espectador |
×
Hace 1 min

Museo de EE.UU. en alerta por robo de 7 mil insectos (y una araña muy venenosa)

Las autoridades de Filadelfia, Estados Unidos, están en alerta porque varias personas robaron miles de especies cuyo valor podría oscilar entre los US$40 mil y US$50 mil.

Publicidad

Algo muy extraño sucedió hace unas semanas en Filadelfia, Estados Unidos. El insectario de la ciudad, hogar de muchas especies, y el pabellón de mariposas, fueron asaltados por un grupo de personas que se llevó 7 mil ejemplares, algo así como el 90% de las colecciones que albergaban estos lugares. (Lea Un virus ha matado a más de 600 focas en Estados Unidos)

“No estoy seguro pero este el atraco de insectos vivos más grande de la historia”, dijo a CNN John Cambridge, director general del Philadelphia Insectarium and Butterfly Pavilion, como se llama en inglés el sitio. El valor del robo, aseguró, podría aproximarse a los US$40 mil o US$50 mil, es decir, unos $120 millones o $150 millones (pesos colombianos). (Lea Condenadas por su belleza: así es el tráfico de ranas venenosas en Colombia)

Es muy difícil hacer un cálculo certero del robo, pues como dijo el mismo Cambridge, es muy complejo darle un valor a una criatura que no se puede obtener de nuevo y con la que solían hacer actividades de divulgación científica.

Publicidad

“Realmente no creo que los culpables se den cuenta de la gravedad de lo que estaban haciendo", advirtió al The New York Times. "Creemos que los animales fueron tomados con el propósito de venderlos".  (Lea Reino Unido acaba de inaugurar el parque eólico más potente del mundo)

Entre los animales que llevaron los atracadores hay mantis africanas gigantes, cucarachas verrugosas, escorpiones, tarántulas y, también, varios tipos de lagartijas.

Pero las autoridades están particularmente inquietas es por un ejemplar muy venenoso que estaba dentro las especies hurtadas. Se trata de una araña de arena de seis ojos.

Hasta el momento, los sospechosos son tres extrabajadores, pero aún no hay certeza de los culpables que, además, dejaron un singular mensaje en el insectario: colgaron unos uniformes azules en la pared. Los sostuvieron con cuchillos.

Publicidad