::: Header: El Espectador |
×
Tue, 03/13/2018 - 22:00
Tensión entre el Reino Unido y Rusia por caso de exespía envenenado

El rastro del veneno ruso en territorio inglés

Ricino, polonio radiactivo, gelsemio y los agentes nerviosos Novichok son los tóxicos que se han empleado contra exespías rusos en territorio inglés. A Serguéi Skripal lo usaron para enviar un mensaje.

Publicidad

Lo dijo la propia ministra británica, Theresa May: “Es altamente probable” que el Kremlin esté detrás del ataque contra Serguéi Skripal, un antiguo agente ruso reclutado por el MI6 británico en los años 90 y que hoy está en condición crítica tras haber sido envenenado con “un agente nervioso de grado militar de un tipo desarrollado por Rusia, los gases conocidos como Novichok”, según palabras de May.

Los agentes nerviosos Novichok, como el que se supone se usó con el exespía ruso, son una especialidad de tóxicos poco conocidos fuera de Rusia y particularmente peligrosa: el 4 de marzo, cuando Skripal fue envenenado, hubo otros afectados: el poderoso veneno envió a 21 personas más al hospital y forzó la intervención de 180 militares en la casa del exespía ruso Skripal.

De acuerdo con el periódico The Guardian, este caso no es el único en territorio inglés. “A la de Skripal se suman, por lo menos, otras cuatro muertes sospechosas en el Reino Unido en las últimas décadas, siempre rodeadas por misteriosas circunstancias”.

Publicidad

Todo el mundo recuerda por estos días el caso del exespía ruso Alexander Litvinenko, quien hace 12 años fue envenenado con polonio radiactivo, que ingirió con una taza de té.

Ver más: ¿Quién está detrás del asesinato del exespía ruso?

Pero hay otros venenos que usa Rusia, según expertos. Después del polonio radiactivo se detectó el gelsemio, una planta venenosa con la que mataron al millonario ruso Alexander Perepilitchny, de 44 años, en 2012. Inicialmente se pensó que su muerte había sido por causas naturales, pero análisis adicionales revelaron la presencia de una molécula relacionada con el gelsemio, también conocido como jazmín de Carolina. Este hombre acusó al poder ruso de estar detrás del fraude en el fondo de inversiones Hermitage Capital.

Historiadores británicos desempolvaron el ricino, una sustancia tóxica usada en suelo británico contra el disidente búlgaro Georgi Markov, a quien le inyectaron la mortal sustancia con la punta de un paraguas.

Los agentes nerviosos

Según las primeras investigaciones, a Skripal lo envenenaron el pasado 4 de marzo con los gases conocidos como Novichok, creados por científicos soviéticos en los años 1970-1980, durante el final de la Guerra Fría. Los expertos occidentales sabían muy poco sobre estas temibles armas químicas, y mucho menos de los posibles antídotos.

Publicidad

“Hay muy poca información sobre la química que hay detrás de esto”, dijo a la AFP la química y criminalista Michelle Carlin, de la Universidad de Northumbria. Según la experta, “el modo de actuar del agente Novichok no es completamente comprendido por el momento, y la gravedad de sus efectos parece ser mayor que la de los conocidos hasta ahora”, agregó.

Estos agentes son contaminantes que atacan el sistema nervioso, en particular las enzimas encargadas de la comunicación con los músculos, síntomas que sufrieron Skriptal y su hija Yulia, de 33 años, cuando fueron encontrados en estado crítico en el banco de un parque en Salisbury. Aunque Rusia niega cualquier vinculación con estos casos, Londres dice que espera una explicación del intento de asesinato del exespía ruso. “Es importante que la gente entienda la gravedad de lo ocurrido”, dijo en una entrevista televisiva el ministro de Relaciones Exteriores británico, Boris Johnson.

Ver más: El peligroso juego de Rusia 

Moscú insistió en su inocencia, atribuyó las acusaciones a un intento de desprestigiarlo y reclamó a Londres muestras del agente nervioso empleado en el ataque. El exdirector del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB), Serguéi Stapashin, dijo que no descarta la participación de los servicios secretos del Reino Unido en el envenenamiento. “Rusia tiene elecciones presidenciales pronto. Rusia ha sido acusada de todos los pecados mortales incluso sin esto (el caso del exespía). Dígame, ¿qué idiota en Rusia podría haber decidido hacer esto? ¿Dónde está la lógica?”, agregó.

Publicidad

Se supone que Skripal ya había saldado sus deudas con la justicia rusa. Sin embargo, en el programa de televisión Piervy Kanal, uno de los más importantes de Rusia, el presentador Kirill Kleimenov informó así a sus casi nueve millones de espectadores: “No deseo la muerte a nadie, pero Skripal es un traidor a su país. Por una cuestión meramente educacional, tengo ese aviso para los que le quieran seguir”.

Publicidad