::: Header: El Espectador |
×
Mon, 09/10/2018 - 21:00

Hablemos de improvisación: La maceta más pequeña del jardín

En septiembre, el mes del jazz en Colombia, presentamos una serie de improvisaciones con palabras de algunos de los más reconocidos músicos de la escena jazzística nacional.

Publicidad

De las pocas semillas que logró germinar el jardinero luego de un largo invierno, una tuvo la mala fortuna de caer dentro de una maceta pequeña. El espíritu de la semilla podía sentir el resto del jardín. Sabía que era enorme, pero por más que intentaba, no podía salir. Estaba destinada a sobrevivir dentro de su nuevo hogar, la maceta más pequeña del jardín. 

Ayudada por la lluvia se enterró en la maceta y comenzó a construir el entretejido de raíces más elaborado que se ha visto en el reino vegetal. Sus raíces abarcaban todo el ancho y largo de la pequeña maceta, llenando a la futura planta de firmeza y estabilidad.

Luego el sol hizo el final del milagro, e incluso antes de la temporada de cosecha ya la pequeña maceta exhibía las flores más hermosas que había visto el jardinero en los últimos cinco años. Lo que siguió todos lo conocemos como polinización: llegaron las abejas y rociaron todo el jardín con el polen de sus hermosas flores y así todo el huerto conoció la historia de la semilla que creció y dio fruto en la maceta más pequeña del jardín.

Publicidad