::: Header: El Espectador |
×
Tue, 09/11/2018 - 17:02

Familia de joven muerto en CAI de Bogotá denuncia presiones a testigos

Amanda Páez, madre del joven Julián Balcero Páez –quien falleció el pasado sábado al interior de un CAI de la Policía en el sector del 20 de Julio– dijo que amigos que estuvieron junto a su hijo el día de los hechos han recibido supuestas amenazas e intimidaciones para cambiar su versión de los hechos.

Publicidad

Pasadas casi 72 horas tras la muerte del joven Julián Balcero Páez –quien, según la Policía, se quitó la vida al interior de un CAI del sector del 20 de Julio, a donde fue conducido en la madrugada del pasado sábado– este martes su familia insistió en que detrás del fallecimiento hubo un supuesto exceso policial que llevó a su muerte y aseguró que los testigos del caso han sido víctimas de presiones e intimidaciones.

(Lea: Indagan misteriosa muerte de un joven al interior de un CAI en el sur de Bogotá)

Lo anterior, tras conocerse un video revelado por la emisora Caracol Radio, en el que el otro joven que fue conducido hasta el CAI junto a Balcero –tras una discusión con otros hombres en un bar de la localidad de San Cristóbal– aseguró que sí se trató de un suicidio y que los uniformados que atendieron el caso no tuvieron ninguna participación en su muerte. “El mismo se mató, nadie lo maltrató, él se mató solo”, se escucha decir al amigo de Julián Balcero en las imágenes.

Publicidad

En respuesta, Amanda Páez, madre del joven, aseguró que el video fue manipulado y que el joven habría sido presionado para dar esas declaraciones, para que corroborara supuestamente que su hijo se suicidó con los cordones de sus zapatos: “Los policías grabaron ese video, por eso aparecen con la cara tapada. Ellos amenazaron a ese muchacho para que diera esa versión del suicidio. Hay varias personas amenazadas, pero yo tengo los testimonios de cómo mataron a mi hijo”, declaró.

Según la Policía, los hechos se registraron en la madrugada del pasado sábado, cuando –de forma preventiva– Balcero y uno de sus amigos fueron conducidos al CAI luego de que tuvieran un altercado con otros hombres a quienes acusaron de haberles hurtado un celular. De acuerdo con la institución, en el lugar de los hechos se registró una riña entre los involucrados, en la que Julián resultó lesionado.

Sin embargo, es diferente la versión de los hechos de sus allegados. Diana de la Hoz*, amiga del joven y quien se encontraba en el bar el día de los hechos, sostuvo que en ningún momento hubo una riña y que las heridas que presenta el cuerpo del joven fueron causadas al interior del CAI. Sostuvo que los presuntos malos tratos se habrían presentado desde el momento mismo en que los jóvenes fueron montados a la patrulla de la Policía.

Publicidad

La madre de Julián señaló que una vez en las instalaciones del lugar, los uniformados lo habrían golpeado con un objeto contundente (tambo) hasta dejarlo muy mal herido. “Los policías se enfrascaron con él por un comentario que hizo uno de sus amigos. A Julián le causó gracia y se comenzó a reír a carcajadas. Eso les ofendió y le dijeron, ‘bueno, usted ya se río, ahora nos toca a nosotros. El que ríe de ultimas ríe mejor’, por eso fue que le pegaron y lo mataron”.

Al insistir que Julián no tenía tendencias suicidas y no tenía motivos para atentar contra su vida, su familia crítica también que los jóvenes hayan sido trasladados al CAI, teniendo en cuenta que figuraban como las víctimas de un robo. “Un muchacho me dijo que a ellos les habían quitado los cordones a la entrada. El cordón con el que supuestamente se suicidó mi hijo lo tenían los policías. Ellos le apretaron el cuello con ese cordón para hacer creer que era un suicidio”, agregó Amanda Páez.

Publicidad

La Policía ha dicho por su parte que los condujo para evitar que se desatara otra riña. Al parecer, por esa razón no le habrían quitado los cordones al joven al tratarse de una persona protegida.

“En el control de establecimientos públicos que realiza la Policía Nacional, se suscita una riña de la cual salen dos personas conducidas hacia el CAI. Lamentablemente, una de ellas opta por quitarse su vida. Apenas se tiene conocimiento, se le brindan los primeros auxilios y es conducido a un hospital, donde lamentablemente los médicos informan que ha fallecido”, manifestó el teniente coronel Juan Carlos Patiño, comandante operativo de Seguridad Ciudadana número 2 de la Policía de Bogotá.

Las circunstancias de la muerte del joven son materia de investigación por parte del CTI de la Fiscalía y será Medicina Legal la entidad que determine las causas de su fallecimiento. Internamente, la Policía abrió una investigación para conocer con precisión cómo ocurrieron los hechos.

Publicidad

*Nombre cambiado por petición de la fuente. 

* * *

Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook:

Publicidad