::: Header: El Espectador |
×
Hace 3 mins

Alto turmequé

Domingo 2 de septiembre de 2018

Publicidad

La cita
A propósito del anuncio del fiscal Néstor Humberto Martínez de llamar a juicio a 14 directivos de Chiquita Brands, implicados en delitos de lesa humanidad cometidos en el Urabá colombiano a raíz de la financiación de paramilitares por parte de la multinacional estadounidense, el viernes nos recordaron esta columna del exministro Fernando Londoño Hoyos publicada por el diario El Tiempo, 29 de marzo de 2007, bajo el título “Chiquita banana” y sobre “la ira santa contra Chiquita”. Dijo: “Es increíble que no haya resultado sospechosa la unanimidad que se armó contra Chiquita. Los presidentes de antaño y hogaño, los periodistas de aquí y de acullá, los partidos, el fiscal, los curas, todos comparten la misma indignación contra el que pagó a los paramilitares. Muy rara esa vindicta colectiva…”.

El dato
Si alguien revisa el expediente sobre ese caso en el Archivo Nacional de Seguridad de Estados Unidos, encontrará diversos documentos de la multinacional, también a disposición del Departamento de Justicia de ese país, en los que, por ejemplo, el 20 de febrero de 1995 registran los aportes a las campañas electorales a la Gobernación de Antioquia de Álvaro Uribe (US$5.935, en octubre 24 de 1994) y Alfonso Núñez (US$2.000, en octubre 30 de 1994).

Publicidad

La carta
Otra perla, ya del expediente en Colombia, es ver cómo la investigación de la Fiscalía sobre este caso se había refundido por cuenta de Guillermo León Valencia Cossio, exdirector seccional de Fiscalías de Antioquia y condenado por concierto para delinquir, ocultamiento de pruebas y enriquecimiento ilícito, entre otros. Mediante oficio DSFM-1005802, del 19 de diciembre de 2007, le solicitó al entonces fiscal general, Mario Iguarán, que variara la asignación del proceso 1007839, “por la calidad de las empresas y los funcionarios implicados”, las comercializadoras de frutas Chiquita Brands, Unibán, Probán, DelMonte y Suninsa. El traslado se formalizó el 12 de febrero de 2008.

El premio
Siendo secretario general de la Organización de Estados Americanos, César Gaviria presidió la Gala para las Américas en la sede de la OEA en Washington. Un homenaje anual para las empresas más destacadas en programas de “responsabilidad social contra la pobreza y la corrupción”. La ganadora del galardón de Conciencia Ciudadana fue la multinacional Chiquita Brands, cuyo presidente Fernando Aguirre recibió una placa conmemorativa otorgada por la Fundación para las Américas sin importar que la OEA tenía informes sobre la comunión de paramilitares y esa bananera. “Una desafortunada coincidencia”, respondió entonces el expresidente a la revista Cromos, que publicó la noticia. Aseguró que no sabía que se iba a premiar a Chiquita, que no tuvo que ver con su exaltación ni entregó el premio, pero los organizadores del evento informaron que la presencia de Gaviria estaba prevista desde un año antes.

Publicidad

La huella
Han vuelto a Colombia comitivas científicas que quieren explorar al segundo país más biodiverso del mundo. Durante las últimas dos semanas se vio en bus y a pie a estudiantes de doctorado en geociencias de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich que integraron una excursión liderada por el Departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad EAFIT de Medellín. Estuvieron en la sabana de Bogotá,  la mina de sal de Zipaquirá y Boyacá. Enseguida en el Eje Cafetero y el Valle del Cauca. Luego volaron de Cali a Cartagena. Fueron al Parque Tayrona y la Sierra Nevada de Santa Marta y recordaron a Erwin Kraus, bogotano de padres alemanes, formado en el Club Alpino Suizo, pionero del montañismo en el país.  

La oferta
Con miras a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, delegados japoneses buscan deportistas de alto nivel de Colombia. Esto porque varias provincias  ofrecen campos de entrenamiento, subvenciosnados por el gobierno de ese país. ¿Por qué quieren colombianos? Porque quedaron felices con un patrocinio similar que le permitió a la luchadora Yuri Alvear prepararse allá paras las Olimpiadas de Río de Janeiro, donde ganó medalla de plata en judo con ayuda del entrenador Noriyuki Hayakawa.

Publicidad