::: Header: El Espectador |
×
Hace 25 mins

Alto turmequé

Domingo 12 de agosto de 2018

Publicidad

Paz gerenciada
El presidente Iván Duque le ha dado un particular sello gremial a su gobierno con las designaciones que ha hecho para las diferentes carteras. Lo mismo ocurrió con la Alta Consejería para el Posconflicto, ya que el llamado a asumir el cargo es el abogado Emilio Archila, primo hermano del alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa. Archila fue superintendente de Industria y Comercio en la administración de Andrés Pastrana y, aunque no ha manejado temas de posconflicto, quizás sea la ficha que le dé una visión administrativa al manejo de los recursos para la paz, que hace unos meses preocuparon a la cooperación internacional.

¿Nuevos vientos?

El país, que debe acostumbrarse a verse las caras en el posconflicto, se encontró durante la posesión de Iván Duque. A pesar de que los encargados de la seguridad no dejaron entrar a exguerrilleros de las Farc como Julián Gallo, antes comandante Carlos Losada y hoy congresista, otros, como Luis Alberto Albán, antes Marcos Calarcá, entraron sin problema y se cruzaron en las filas centrales con personajes de la derecha, como Francisco Santos y José Félix Lafaurie, e incluso con víctimas de secuestro, como Clara Rojas. Eso mientras un ventarrón azotaba la Plaza de Bolívar y el nuevo presidente llamaba a superar las diferencias entre izquierda y derecha.

Publicidad

El protocolo

También llamó la atención que al palco destinado a los expresidentes de la República sólo llegaron a tiempo César Gaviria y Ernesto Samper, cumpliendo el ceremonial que les habían recordado en las invitaciones. El primero se dedicó a echarle un discurso al segundo con gesticulación incluida, y para el juramento de Iván Duque apareció Andrés Pastrana, los saludó y corrió la silla para mantenerse a prudente distancia sin participar de la charla. Álvaro Uribe llegó sobre la hora. Lo invitaron a esa tribuna junto con su esposa, Lina, pero prefirió sentarse en primera fila, donde la bancada uribista le tenía preparada una algarabía cuando el presidente del Senado y el presidente Duque lo citaran. Belisario Betancur se disculpó por molestias de salud.

Biblioteca Duque

“Hay que entregar un pan y un libro”, dijo en su discurso Iván Duque, parodiando al poeta García Lorca y, según un allegado al nuevo jefe de Estado, evocando a su padre, Iván Duque Escobar, quien le inculcó el amor por la lectura y la escritura. La fuente dijo que los 18 libros que publicó el Ministerio de Minas a Duque Escobar, sobre política energética, hidrocarburos, carbón, oro y hasta sistemas solares fotovoltaicos, y que hacen parte de la biblioteca de la entidad, probablemente serán reeditados.

Publicidad

El sombrero

Durante la visita de Duque a Tibú (Norte de Santander), se vio al ministro de Defensa, Guillermo Botero, luciendo sombrero de cinta, y un general recordó que a finales de los años 90, cuando el gobernador de Antioquia Gilberto Echeverri (asesinado en cautiverio por las Farc en 2003) fue ministro de Defensa de Ernesto Samper, siempre resaltaba su sombrero blanco entre los quepis militares y policiales. El alto oficial agregó: “Lo único es que no se le ocurra ponerlo sobre algún quepis, como hizo el ministro Echeverri una vez en una ceremonia en la base aérea de Rionegro, imagen que terminó en primera página de los periódicos y generó un debate del poder civil sobre el militar”.

De avanzada

Mientras el gobierno entrante decide qué hará de fondo frente al rescate del galeón San José, la Dirección Marítima de la Armada Nacional espera presentarle al presidente Duque el primer robot submarino totalmente colombiano para explorar el mar Caribe, donde hay más de mil reportes de naufragios de galeones coloniales. El ROV-Pionero 500 fue construido por la Dimar con asesoría de expertos de la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, se probó con éxito la semana pasada y como vehículo autónomo puede trabajar hasta una profundidad de 500 metros. O sea, no sirve para apoyar las labores del San José, que está hundido a 700 metros.

Publicidad

Foro de denuncia

Las contralorías departamentales y las corporaciones autónomas regionales son los mayores focos de corrupción administrativa en Colombia. Esa será la principal revelación que se hará mañana en la presentación de los cuatro tomos de la investigación La corrupción en Colombia, trabajo interdisciplinario de varias facultades de la Universidad Externado, el primer escenario académico donde el gobierno de Iván Duque detallará sus estrategias frente al tema a partir del paquete legislativo que presentó al Congreso el 7 de agosto. Llevará la batuta la vicepresidenta de la República, Marta Lucía Ramírez. También están invitados el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, el contralor general, Edgardo Maya, y el procurador general, Fernando Carrillo. Les hará contrapeso el rector del Externado, Juan Carlos Henao.

Patarroyo I

La Corte Constitucional acaba de resolver una tutela de Manuel Elkin Patarroyo contra el Canal Caracol y el programa Los Informantes, interpuesta a raíz de la emisión, el domingo 17 de septiembre de 2017, de un informe sobre la caza de micos amazónicos destinados a investigaciones científicas. El alto tribunal ratificó las decisiones de primera y segunda instancia y dejó en firme que la publicación no vulneró sus derechos fundamentales “a la honra, al buen nombre, a la dignidad humana, al libre desarrollo de la personalidad, a la libre escogencia de profesión y oficio, al debido proceso y a la rectificación”, porque cumplió con los deberes periodísticos de investigación y confrontación equilibrada de fuentes. El científico alegó que el reportaje puso en riesgo su vida y la integridad personal, física y moral de su equipo de trabajo y de su familia, y aseguró que tuvo que “presentar denuncia penal por amenazas de muerte, motivo por el que él y su grupo familiar fueron incorporados en el Programa de Protección y Asistencia de la Fiscalía General de la Nación”.

Patarroyo II

Sin embargo, sobre el trabajo del académico, la Corte le reconoció: “encuentra la Sala pertinente recordar que el señor Manuel Elkin Patarroyo es un científico colombiano reconocido en el ámbito nacional e internacional por su labor investigativa en relación con el mejoramiento de la vacuna contra la malaria, que él mismo descubrió por primera vez en 1987. Que en ese contexto, los fines de su investigación suponen, sin lugar a dudas, un aporte importante para la salud humana”. El tribunal también tuvo en cuenta que en 2015 el Consejo de Estado falló a favor de Patarroyo al derogar una decisión de la Sección Tercera de esa misma entidad, mediante la cual se le prohibió continuar con la captura de monos del género Aotus, vitales en sus estudios contra la malaria.

Publicidad