::: Header: El Espectador |
×
Sun, 09/09/2018 - 21:55

Fernando “Pecoso” Castro, más vigente que nunca

El técnico manizaleño ha conseguido siete de nueve puntos posibles con el América. Su objetivo es clasificarlo a cuartos de final.

Publicidad

Fernando Pecoso Castro no se cansa de repetir que está metido en el fútbol desde 1970. Y se siente orgulloso de esos 48 años de experiencias. De su paso como jugador por Once Caldas, Quindío, Cali, Santa Fe y la selección de Colombia. Y de sus aventuras dirigiendo a Quindío, Cúcuta, Envigado, Cali, Medellín, Santa Fe, América, Millonarios, Once Caldas, Huila y Bucaramanga, varios de los clubes más tradicionales del país.

Repite sin cesar que en ningún lado ha tenido grandes problemas con dirigentes y jugadores, más allá de las discusiones normales entre jefes y empleados.

Y admite que es precisamente porque sabe cómo funciona el fútbol profesional que lo llaman a “salvar equipos en crisis”, como lo está haciendo ahora con el América. Bajo su mando, el cuadro rojo ha sumado siete de nueve puntos posibles y ha marcado siete goles en tres partidos, después de que llevaba apenas una anotación en el torneo.

Publicidad

“No hay un secreto diferente al trabajo. A decirles a los jugadores la verdad, así no les guste. En este país la gente prefiere que la engañen y le digan cosas bonitas”, señaló luego de la victoria escarlata 3-2 en Bucaramanga. “A los muchachos les hablo con franqueza, les pido orden y ambición, que suden la camiseta, que sean profesionales. Les doy una o dos indicaciones, tampoco más. Y son ellos los que las ejecutan en la cancha”.

Ese estilo le ha servido para levantar equipos y jugadores. Yesus Cabrera, Alejandro Bernal y Cristian Dájome, los futbolistas más criticados antes de su llegada, han sido claves en las victorias escarlatas sobre Jaguares y Bucaramanga, así como en el empate ante Alianza Petrolera.

“Ahí vamos, poco a poco, trabajando y respetando al hincha. Nuestro objetivo es meternos entre los ocho y pelear en los cuartos de final”, advierte el entrenador que a sus 69 años está más vigente que nunca en el fútbol colombiano.

Publicidad