::: Header: El Espectador |
×
Hace 2 mins

Colombia vs Puerto Rico: un problema de bates en el béisbol centroamericano

Durante la cuarta y quinta entrada del compromiso que se llevó a cabo en el estadio Édgar Rentería de Barranquilla, ambos equipos pidieron revisar la marca de bates de su rival. La organización tiene permitidas 30. Puerto Rico se quedó con la victoria 2-1 y el oro.

Publicidad

El estadio Édgar Rentería tan magestuso, tan imponente. Su estructura se levantó en el lugar exacto en el que quedaba el antiguo Tomás Arrieta: en el barrio Abajo. El mismo que vio crecer al mejor béisbolista colombiano de la historia y de quien este escenario tomó su nombre. Ahí, los seleccionados de Colombia y Puerto Rico se enfrentaron en el decimonoveno partido de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, uno que podía dejar definido al campeón del torneo. Al final fue así, los puertorriqueños se quedaron con el triunfo al vencer 2-1 al equipo local y asegurar la presea dorada.

Pero más allá de un encuentro cerrado, el duelo de lanzadores entre el nacional Randy Consuegra y el isleño Adalberto Torres, en este encuentro surgió un problema de bates por las marcas permitidas por la organización. En total son 30 entre las que se encuentran Adidas, Mizuno, Infinity bats, Louisville Slugger, Rawllings, Rhino bats, Tater bats, entre otras. Colombia y Puerto Rico se metieron en una batalla por verificar que los maderos utilizados sí cumplieran las normas establecidas: no miraron peso, ni sí había corcho, ni nada. Solo fue un problema de marca. 

Publicidad

Empezó Puerto Rico en la cuarta entrada. El manager Juan González hizo que se le revisara el bate al primera base del combinado nacional, Reynaldo Rodríguez. El umpire lo miró de arriba abajo, lo analizó, hizo que lo revisaran y miraran la lista: al final, Rodríguez tuvo que cambiar el madero. Segundos después, con el bate prestado conectó un cuadrangular inmenso por el jardín izquierdo, apenas el tercero en este torneo (se unió a Diover Ávila y a Dewin Pomare). La siguiente imagen fue la del primera base celebrando con sus compañeros después de recorrer las bases.

Juan González no se amilanó ante el jonrón de Rodríguez y siguió pidiendo que se revisaran los bates. Lo hizo con el bateador designado Jesús Posso y posteriormente con el jardinero derecho, Diover Avila. El primero tuvo que sustituir su madero. Parecía una estrategia, pero más que eso, el manager quería hacer cumplir las reglas preestablecidas. Ya le había pasado con un jugador mexicano y el bate, por arte de magia, desapareció. Colombia, no se quedó atrás. Hizo lo propio en la quinta entrada con Jaime Ortíz y Aldo Mendez. Sin novedad alguna. Un hecho curioso en un deporte que cada día enseña algo nuevo.

Publicidad

Una nueva jugada en el home plate

Los recuerdos de todos los seguidores del béisbol colombiano volaron hasta marzo de 2017. Un encuentro en especial: Colombia contra de República Dominicana en el Marlins Park por la Serie Mundial de Béisbol. En el que Óscar Mercado fue puesto out en home por un lanzamiento desde los jardines de José Bautista en la novena entrada. Era la carrera de la victoria y el corredor colombiano vio cómo el receptor Welington Castillo se interponía para dejarlo fuera. Se pidió interferencia, pero el umpire nunca la dio. Este jueves se vivió una amargura similar: Osvaldo Martínez corre de tercera a home en la octava entrada, en su camino se interpone el receptor Alvaro Noriega y el umpire del compromiso cantó quieto. Fue la igualdad para los puertorriqueños.

La jugada hizo revivir aquel encuentro contra República Dominicana. Dejó la misma sensación. Una jugada en el plato y nuevamente en contra de Colombia. En una no cantaron la interferencia, en la otra sí. Posteriormente, las equivocaciones hicieron que el equipo nacional perdiera el compromiso 2-1 y Puerto Rico se coronara campeón del béisbol en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en un compromiso en el que se pasó de un problema de bates a una jugada de apreciación. Colombia tras este resultado se mantiene en la segunda posición y peleará con Cuba y República Dominicana por la medalla de plata de las justas.

Publicidad

@J_Delahoz 

jdelahoz@elespectador.com

Publicidad