::: Header: El Espectador |
×
Sat, 08/25/2018 - 16:10

Siete consejos para ser un mejor conductor

Pon en práctica estos consejos de conducción que mantendrán a salvo durante su recorrido a casa.

Publicidad

Desde hace más de 100 años las personas conducen vehículos diversos pero pareciera que aún no dominan cómo hacerlo con total seguridad. Por eso a diario vemos accidentes que por pequeños despistes trancan una troncal.  Según la Agencia Nacional de Seguridad Vial, el 90% de los accidentes tienen que ver con el comportamiento humano: 40% por exceso de velocidad, 30% por no respetar las normas y señales de tránsito, 10% por conducir bajo efectos del alcohol y 10% porque peatones incumplieron las normas. 

El Instituto Colombiano de Medicina Legal, indica que las personas entre los 20 y 24 años aportan el mayor número de víctimas, seguidas por personas entre 25 y 29 años y por último de 30 a 34 años.

Hay que aceptar, que todos, hemos enviados mensajes de texto o de WhatsApp mientras que conducen. Incluso con un par de cervezas encima, o haber trasnochado estudiando. 

Aunque los carros modernos son más seguros durante un accidente y muchos tienen sistemas avanzados que pueden intervenir y ayudar a prevenir choques, esto no sustituye a un conductor consciente y responsable. Es ahí donde entra y sus habilidades de conducción defensiva.

Aunque no es dificil deducir que significa este término, la conducción defensiva es un conjunto de habilidades que pueden reducir el riesgo de un choque. En la práctica, se compone de estrategias que usted debe usar cada vez que está detrás del volante.

Por esta razón, algunos expertos de Liberty Seguros nos han revelado los siete consejos de conducción para mantenerse a salvo y lejos de accidentes en carretera.

Para practicar una conducción defensiva, siga estos consejos: 

1. Busca tener una visión amplia: siempre de un tiempo y espacio para reaccionar ante los riesgos. Mira a lo largo del camino que se encuentra delante de usted para ver lo que viene con anticipación. Tampoco olvides mirar atrás. Tu auto tiene espejos por alguna razón, estos te permitirán ver los riesgos desde el principio para que puedas evitarlos, por ejemplo, un conductor que se aproxima demasiado rápido hacia ti. 

2. Identifica los peligros y planifica tu reacción: a medida que miras hacia adelante, identifica posibles riesgos. Esto puede incluir una zona de trabajo cercana, un conductor comportándose de forma extraña, un camión con carga no asegurada o incluso niños jugando cerca de la carretera. Cuando vea un peligro potencial planifica cómo lo enfrentarás. 

3. Disminuye la velocidad: cuando manejes demasiado rápido, tienes menos tiempo para reaccionar. Disminuir la velocidad te dará más posibilidad de actuar de manera segura. Debes estar atento a los signos de límite de velocidad y obedécelos. 

4. Manten tu espacio: si tu automóvil es pesado, necesita espacio para detenerse o cambiar de dirección. Manten una distancia segura sobre el automóvil frente a ti, generalmente un intervalo de al menos dos segundos. Presta atención constantemente a los carros que están al lado o detrás, para que pueda moverse con seguridad en caso de que necesite cambiar de carril repentinamente o detenerse. 

5. Prevee errores de otros conductores: los conductores en el camino pueden estar distraídos, somnolientos o cansados. Al reconocer estas señales puedes evitarlos. Explorar a lo largo del camino te permite ver los riesgos frente a otros carros y evitar quedar atrapado en una reacción peligrosa. 

6. Respeta las condiciones del camino: cuando las carreteras estén mojadas y cubiertas de neblina, reduce la velocidad. Cuando el brillo del sol disminuya la visibilidad, desacelere y dé más espacio a los otros conductores. Las condiciones de las vías rara vez serán las ideales, así que prepárese para ajustar su conducción de acuerdo a esto. 

7. Manten tu automóvil en buen estado: todas las destrezas de conducción en el mundo no te ayudarán a evitar un choque si tu carro tiene las llantas desgastadas, limpiadores de parabrisas dañados, frenos deformados u otros problemas que provoquen alertas en su tablero. El mantenimiento rutinario permite que su carro funcione sin problemas y puede ayudarlo a evitar un accidente. 

El uso de las técnicas defensivas puede reducir el riesgo de sufrir un choque. A pesar de lo seguros que son los carros modernos, el accidente del que es más fácil alejarse es el que nunca sucede.

Publicidad