::: Header: El Espectador |
×
Hace 1 hora

Diario de una soltera: Ellos sí son sexys

La soltería a los 40 asusta, sobre todo a las mujeres. Muchas de 28 o 30 me ven como lo que no quieren que les suceda.

Publicidad

Una cosa es ser soltera a los 25 o a los 30, y otra a los 40 o a los 50. La diferencia entre edades y estados es abrumadora, sobre todo socialmente. Pero eso no les pasa a los hombres. A ellos parece cubrirlos una especie de benéfica aura que no hace diferencia en ninguna edad. La soltería les luce en cualquier década. A ellos los sacan en revistas si no se han casado a los 40 o a los 50. Los califican de solteros escurridizos, difíciles de cazar, tremendamente sexys, exigentes, distintos, auténticos, que se cotizan. En cambio, una a los 40 y soltera, es como si diera lástima, como si tuviera que dar explicación por algo que no está bien.

Y eso lo confirman las noticias de las celebridades. George Clooney siempre fue calificado como ‘El soltero de oro’ y ostentó ese título por años. En cambio, una Jennifer Aniston nunca entró en esos listados y los titulares, a propósito de su soltería, aún insisten en su mala suerte: ¿Qué pasa entre Jennifer y el amor?, ¿Por qué la novia de América no tiene un final feliz? Nos venden la idea de que el afortunado es él y la desafortunada es ella. 

Publicidad

Me ha pasado. Si apenas conozco a la persona o al grupo con el que me presentan y sale el tema del estado civil, contesto normal: "Soltera". Y si me preguntan la edad, la digo. Entonces viene esa mirada, con un "Ayyyy". O la pregunta dubitativa: "Tu decisión, ¿verdad?", "¿No quisiste hijos?", "Eso está como de moda". Algunos rematan con frases como estas: "Pero igual te ves súper" o "Los 40 son los nuevos 30, ¡recuérdalo!". Me han dicho de una y sin anestesia, como si fuera algo que hay que lamentar: "Igual todavía hay tiempo, mi prima tuvo su primera hija a los 44".

La soltería a los 40 asusta, sobre todo a las mujeres. Muchas de 28 o 30 me ven como lo que no quieren que les suceda. Incluso me he encontrado con otras solteras de mi edad que sienten vergüenza y no son capaces de aceptarlo. Rápidamente aclaran que en realidad no lo son, que son ‘semidivorciadas’ porque vivieron con alguien, que son 'semiseparadas'. Pero reconocer ese estado con gallardía, poco pasa.

Publicidad

Nadie te ve sexy, como sí les pasa a muchos hombres. Nadie piensa que eres escurridiza y difícil de cazar. Cuando el asunto se trata con un hombre de 40, casi lo felicitan, lo ven como un playboy, ¡lo envidian! A una mujer en sus 40, eso no le pasa. Al hombre soltero de 40 le dicen interesante, maduro sabroso, a él le lucen las canas, las arrugas y si está solo y sin compromiso, eso aumenta su sex appeal.

Cuando se habla de equidad de género, no solo deberían incluirse temas gruesos como salarios, profesiones y labores en el hogar, sino lo que hablamos cotidianamente. Cuando pensemos que las solteras de 40 son muy sensuales, escurridizas y difíciles de cazar, creo que habremos llegado a  una equidad muy inspiradora.

Publicidad